25 marzo 2017

Pentium G4560. Un rey azul para la gama ¿baja?




Tras una semana habitual de ajetreo en el taller, ya un poco recuperado de problemas de salud, la casualidad ha querido regalarme una experiencia con Intel bastante gratificante. Y es que he tenido la suerte de ensamblar o trastear en estos 7 días con un Ivy (i5-3320M), Haswell (i5-4570), Skylake (Celeron G3900) y un Kaby Lane (Pentium G4560). he tenido por lo tanto la ocasión de volver a comprobar, in situ, el recorrido del gigante azul durante los últimos seis años. La semana la cierro con la alternativa roja, un FX 8300 con refrigeración líquida con las frecuencias de serie subidas... pero esa ya es otra historia que también traeré aquí por el interés de un amigo forero de burbuja.info, que se está planteando su adquisición.

Volviendo a Intel, me he sentido otra vez afortunado de poder comprobar el por qué de su liderazgo en el sector de los microprocesadores a lo largo de estos años. Desde el rendimiento extraordinario de su i5 3xxx-M de portátil, que lo mantiene totalmente vigente en cuanto a prestaciones a pesar de su veteranía. Pasando por todo un clásico como es el i5-4570, que justifica de manera impecable el por qué sigue a la venta en el competido segmento de la gama media, aunque no justifique ello sus poco más de 200 euros de precio. Echando el cierre con el prodigioso Celeron G3900, que  acompañado de una Iris como integrada es una opción cojonuda para cualquier usuario medio que quiera disfrutar de rapidez y agrado de uso en su equipo. Y terminando con un verdadero portento, un microprocesador que ha puesto patas arriba el segmento de la gama baja, provocando el pánico, seguramente, en AMD pues va a sufrir mucho en un segmento en el que se defendía muy bien con sus APUs y procuraron la supervivencia de la compañía, por culpa de este tremendo G4560. 




De entrada, sorprende verlo acompañado de toda una GTX 1060 de 6GB, en uno de sus modelos más prestacionales de los que campan por el mercado... pero vayan acostumbrándose, porque este pequeñín de unos ridículos 60 euros de precio no se arruga en absoluto ante el reto. Y eso que hablamos de una gráfica capaz para la Realidad Virtual y el exigente escenario de las 4K de definición. En definitiva de una gráfica que en cualquier otra época hubiese tostado al Cerelon más potente de la familia... pero este pequeño Kaby Lane tiene truco. Os lo explico ahora mismo, tras mostraros una foto del mismo vestido.



El gran secreto de este Celeron Kaby Lane es que Intel ha recuperado la tecnología del HyperThreading (HT) para cubrirse en su gama baja frente a los nuevos micros AMD de la plataforma AM4. Para los profanos os explicaré en qué consiste el HyperThreading. Consiste en hacer salir de cada núcleo físico un par de hilos, que le sistema reconoce a cada uno como núcleos lógicos (2/4), de tal forma que nuestro G4560 dispone de 4 núcleos virtuales. Es la arquitectura que asumía Intel en sus i3, que ahora se ven seriamente comprometidos en el mercado por este Celeron, que puede decirse que es ahora mismo su mayor competencia. Os dejo una captura con los datos técnicos de nuestro prodigioso G4560.







Con semejantes datos, hay que agradecer a Intel que haya canibalizado a sus i3 en detrimento de este Celeron para hacernos más asequible el acceso a un micro gamer, pues la mayor frecuencia de la familia i3 y la inclusión de instrucciones de virtualización que faltan en el Celeron no son suficientes para justificar una diferencia poco importante de rendimiento y mucho menos los 70 euros de precio que separan a uno de otro.

Está claro que Intel defenderá a la familia i3 con otra "rara avis" de la nueva arquitectura Kaby Lane, el i3-7350K, el primer i3 desbloqueado de la historia. En el momento que se venga a su precio normal, con la incorporación de los Ryzen de gama media y baja al mercado, se convertirá en el único procesador de su familia (i3) que se venda... porque ahora mismo, a más de 200 euros, es una opción económica espantosa.

Procesador: Intel G4560.
Placa: MSI H110M Pro-D.
RAM: 8GB DDR4 a 2133 Mhz Crucial.
Gráfica: Asus GTX 1060 OC Dual 6GB GDDR5.
SSD: KingDian S280 de 120 GB.
HDD: Hitachi TravelStar SATA 3 a 7.200 rpm.


Pero vayamos a las pruebas, porque palabrería sin fundamento la podemos encontrar en cualquier foro de frikis o manual del buen "cuñao" de turno. En el banco de pruebas de las sintéticas y en los test con diferentes juegos es dónde veremos si se justifica todo lo bueno escrito sobre este sorprendente "i3-G4560". De momento comenzamos con el passmark, un verdadero "Vademecum" en el sector de los microprocesadores (no así con otros componentes). Y es que las 9 pruebas diferentes que engloba la sintética nos arrojan los datos necesarios para comprender las fortalezas y debilidades de un micro.






¿Veis la última de las pruebas que realiza el Passmark, la que nos mide la potencia mononúcleo? Esa es la principal arma de este Pentium. Y es que sus núcleos Kaby solo quedan por debajo en la comparativa, y por muy poco, con todo un i7 de la gama profesional de Intel (LGA 2011/3) de casi 420 euros de precio. Sabiendo que los actuales juegos no aprovechan más de 2 núcleos en su mayoría, y que en los casos más potentes este procesador se va a defender con sus dos núcleos lógicos extras, ya comienzo a dar por sentado que este G4560 ha venido a jugar con nosotros, no a buscarnos el sustento con nuestro pc. Para corroborarlo me voy directamente al Cinebench R15, que nos mide la potencia de los núcleos con mucha certeza y precisión.



Como podemos comprobar, el G4560 con sus casi 380 puntos tira más que un i3-4170 Haswell, por compararlo con uno de los muchos  i3 modernos. A pesar de no disponer de un conjunto de instrucciones de virtualización importante para estos desempeños y correr a una frecuencia inferior a la hora de completar un ciclo.



No es un micro que nos vaya a solucionar la papeleta de llevar un sueldo a casa renderizando o trabajando las 3D, pero sus 60 euros de precio ya nos lo advertían. Para esos menesteres quedan los i7, Xeones, Ryzen de AMD o, inluso, sus FX octacores, pero se defiende maravillosamente cuando hablamos de un humilde Celeron, que arroja resultados de la familia inmediatamente superior en cuanto a potencia de procesamiento, los i3. El caso es que observando el desarrollo de la sintética uno comprende perfectamente la naturaleza de este G4560 perfectamente. Durante la misma observo como dos de los cuadraditos van realmente rápidos llenando de píxeles sus diferentes huecos, y otros dos perezosos a los que les cuesta seguir el ritmo de sus hermanos. Eso es porque el HyperThreading desarrolla hilos lógicos a partir de la porción del núcleo físico que no usa la aplicación o proceso. Es decir, si el Cinebench nos tiraba de un 70% de cada núcleo físico, los núcleos lógicos solo harán uso del 30% restante de la capacidad de procesamiento de cada núcleo físico.

Viendo que nuestro pequeñín nos está insinuando que él quiere jugar, no trabajar con nosotros, pues comenzamos los test de rendimiento en juegos. Lo hacemos con el Unigine Heaven, uno de los test más importantes y definitorios a la hora de evaluar el rendimiento de un conjunto micro/gráfica.




Aquí ya sí que sorprende y el G4560 muestra el por qué se ha convertido en el rey de la gama baja... y no tan baja, pues se mide descaradamente con todo un i5-4570 a igualdad de gráficas.



1,8 fps y 31 puntos de diferencia no es nada. Posiblemente sean un poco más a favor del i5, pues el Heaven del 4570 fue tomado el verano pasado, con la inminente salida de la GTX 1060 (la compré por pre-orden y me tardó un par de semanas en llegar). Los modelos son muy similares en cuanto a potencia (Asus Dual Vs. KF2 Exoc) pero cuando salió la Pascal sus drivers estaban muy verdes aún... a pesar de lo cuál ya os digo yo que la diferencia no debe de ser de más de 5 fps y 90 puntos. La conclusión no puede ser más positiva pues sabiendo que el i5-4570 no le hace cuello alguno a la GTX 1060 de 6GB  nos indica que el G4560 es un magnífico compañero de tan potente gráfica.

Después de impresionarme con el Heaven acompañado de una magnífica gráfica de la gama media-alta actual, nos vamos a la prueba más potente en la actualidad, la que mide la capacidad para la Realidad Virtual de Valve. Sabiendo que las gafas de Valve se mueven en el exigente territorio de las 2K a 90 fps en cada ojo, lo que nos arroje dicha prueba va a ser determinante para conocer los límites de nuestro pequeño jugón.


   
Impresionante, simplemente bestial. El G4560 solamente ha capado 2 fotogramas de los casi 10.000 que sostiene la prueba. Comparado con el i5-4570 y la KF2 GTX 1060 OC Exoc 6GB GDDR5 encontramos algo llamativo.




La nota que le otorga la prueba de Valve al G4560 es de 8.1, y al i5-4570 de 8... algo que justifico, sin lugar a dudas, a los verdes drivers que entonces soportaba a la KF2 del i5 frente a los últimos que soportaban al la Dual de Asus.

Saliendo de pruebas testeo al G4560 con la última expansión del Rome II, en modo extremo, con todos los mods subidos al máximo, y me arroja unos geniales 81,3 fps de media.




Además, observo que nunca cae de los ansiados 60 fps... y la última expansión del Rome II, con todas las texturas al máximo, el antialiasing x16 y tal no es moco de pavo. Mi i5-4590 y una MSI R9 380 Gaming de 4GB GDDR5 me entrega 61 fps, y recuerdo que la KF2 con el 4570 arrojó 83 fps... ya no hay más que trastear para sacar conclusiones muy aproximadas. 



Sabiendo que este equipo, con los componentes que se indicaron más arriba, más una caja con ventana lateral y dos ventiladores leds, una buena fuente de 600W ha salido por 579 euros con envío incluido y tal... es sorprendente dónde ha puesto el listón Intel en la incursión en la "Master Race de los 60 fps rocosos" en FullHd, las 4K y la Realidad Virtual. Un equipo gamer de estas prestaciones el pasado año no bajaba de los 800 €. Incluso se podría acompañar a este magnífico G4560 con una GTX 970 de 4GB, que ya nos asegura los 60 fps, R.V y 4K por solamente 500 euros... una buenísima noticia para los que quieran incorporarse al mundo gaming de altas prestaciones y no tan buena para los que compraron su equipo anteriormente a este G4560. Saber que un equipo con unas buenas gafas de Realidad Virtual (no las mierdas de la PS 4 Pro y/o sucedáneos similares) apenas llega ya a los 1000 euros hace frotarse las garras a más de un friki que, hasta hace poco, y gracias al G4560, le resultaba inalcanzable dicho sueño.


03 diciembre 2015

All-in-One gamer.



All-in-One es aquel dispositivo informático que aglutina todos los componentes y periféricos necesarios para el desempeño de tareas informáticas en un solo aparato. El cliente tipo de este tipo de producto es aquel cuyos criterios de formato se acercan a un portátil y, a pesar de dicho formato, no quiere renunciar a las prestaciones de un pc de sobremesa.

All-in-One ensamblado en nuestro taller con un chasis integral Hiditec.

En esta ocasión vamos a profundizar en el ensamblaje de un All-in-One con prestaciones gráficas suficientes para desempeño gamer y con un procesador AMD, perteneciente al rango medio-alto, de 4 núcleos de última generación y 5.700 puntos Passmark. hablamos de una APU Kaveri/Godavari A8.

En concreto vamos a ensamblar la APU A8-7600. Una APU con un TDP bajo (65W) que salió al mercado retail en nuestro país a finales del año pasado. Es una APU Kaveri de 4 núcleos y 4 hilos que corren a una frecuencia máxima de 3,8 GHz con el Turbo Core en su último paso escalado, y que arranca en los 3,1 GHz. Es un procesador muy versátil y polivalente pues se puede configurar con un TDP de 45W sin perder demasiadas prestaciones respecto a su funcionamiento como CPU... la GPU, sin embargo, sí es sensible a esa bajada drástica de consumos y al cupo de memoria RAM compartida que le asignemos. Hay que detallar que 65W de TDP no es un consumo ni muchísimo menos exagerado, siendo un procesador muy contenido en ese aspecto.


Las prestaciones de dicho procesador son asombrosas respecto a su consumo. Hay que hacer hincapié en el hecho de que el grueso de ventas de AMD proviene de estas APUs que compiten sin complejos con los procesadores de gama media-alta de Intel, como son los i3 e i5 de sobremesa. En el apartado CPU pierden respecto a los i-Cores del gigante azul, sin embargo, la GPU de estas APUs superan en prestaciones a las integradas de Intel, incluso a la reciente Iris, que ha significado un importante salto adelante respecto a sus predecesoras pero que no terminan de rendir al nivel que lo hacen las Radeon R7 de las APUs A8 y A10 de AMD. Es por ello que cuando un cliente prioriza el uso de la CPU respecto a la GPU en un artículo como el que nos estamos refiriendo le suelo ensamblar Intel y cuando va buscando una gráfica con un desempeño más allá de decente o medio le oferto AMD.

El equipo All-in-One sobre el que vamos a profundizar fue petición de un cliente que no quería sobrepasar, ni de lejos, los 500 € de presupuesto. Que quería hacer uso ocasionalmente de juegos con él y ansiaba un pc rápido, ágil y con mucha capacidad de multitaréa para trabajar con él y disfrutar de un agrado de uso avanzado cuando navegase con él por internet. Obviamente, el aspecto gamer solicitado me hizo decantarme por una APU con CPU de 4 núcleos y una Radeon R7, También era muy importante para él que todo estuviese recogido en un solo dispositivo, obviamente.

El conjunto a ensamblar lo componen la citada APU, una estupenda placa Asrock del chipset A78 perteneciente al socket FM2+, la FM2A78M-HD+, 8 GB de RAM DDR3 a 1866 MHz configuradas en dual chanel (4+4. Importante este detalle para el rendimiento de la APU), un pequeño sólido de 64 GB de capacidad para albergar S.O y drivers, un disco magnético de 500 GB de capacidad, una pantalla de 22" con resolución FullHD y toma HDMI como es la LG 22M47VQ-P, con 2ms de tiempo de respuesta para una experiencia gamer satisfactoria, un dispositivo WIFI de 300 Mbpi y largo alcance, regrabadora CD-DVD formato Slim y una caja a la que tenía ganas de echarle las zarpas: la In Win BQ660, que incorpora una fuente de alimentación interna de 120W.


La elección de una APU de 65W venía impuesta, además, por dos motivos determinantes. El primero que la fuente certificara 120W. Las APUs de 95W de TDP suelen ser todas desbloqueadas, por lo que la placa, al configurarla en modo extremo o performance podía perfectamente sobrepasar con creces ese TDP, y hay que añadirle el consumo del resto de componentes: dos discos, una lectora regrabadora, las dos pastillas RAM, teclado, ratón, ect. Con una APU de 95-100W hubiésemos ido muy justos en ese aspecto. El otro motivo determinante es que los disipadores de las APUs de 95-100W son sensiblemente más altos que los que nos trae de origen los procesadores de menos de 95W de AMD, y la caja in Win penaliza mucho en ese aspecto con sus contenidos 7,5 cms de grosor. Un centímetro más y hubiésemos tenido que recurrir a un disipador de bajo perfil de cierta calidad, que por menos de 25 € no lo encuentras en el mercado, penalizando bastante el presupuesto del conjunto.



Con lo escrito anteriormente ya hemos descubierto los dos grandes fallos de la estupenda caja In Win, aunque no podemos catalogar los 120W de la fuente como fallo pues por dimensiones no se puede encontrar una interna más potente en el mercado. La caja, exceptuando esos dos apsectos, es de una calidad impresionante, como no podía ser de otra forma con un producto In Win, un fabricante premium de cajas y otros componentes.


Las dimensiones de la caja son realmente contenidas, sirviendo la misma para un equipo de salón sin ningún tipo de dudas. El tamaño es realmente contenido, a pesar de incorporar una fuente de alimentación interna como podremos comprobar en la foto que prosigue, y su cubicaje es de solamente 3,3 litros.


Como era de esperar en una caja In Win, todo está pensado en ella hasta el último milímetro con total detalle. Ensamblar en ella es fácil a pesar de su tamaño y el grosor del chasis y los materiales empleados son de primerísima calidad. En esta caja no hay plásticos duros malos, ni acero de grosor pírrico, ni chapa cortante en su interior, ni refrigeración deficiente sino exactamente todo lo contrario. Incluso la parte posterior, homologada para una sola unidad de almacenamiento de 2,5", nos ofrece un hueco perfecto para incorporar nuestro disco sólido, aunque tendremos que recurrir a unos empalmes de cableado para bifurcar la única toma SATA que nos proporciona la fuente y dar alimentación a ambas unidades de almacenamiento.



En la parte delantera, a pesar del contenido cubicaje y que tenemos que trabajar con más cableado del inicialmente previsto (In Win nos sorprende con una toma eSATA exterior en su caja para facilitar el uso del almacenamiento externo, al homologar una sola unidad de almacenamiento interno. También hay que sumar el cable USB interno del lector de tarjetas MicroSD que también incorpora la caja) el ensamblaje y la acomodación del cableado nos da un resultado limpio y perfectamente refrigerado.


Por ello las temperaturas obtenidas son sencillamente magníficas, no temiendo en absoluto calentamiento alguno a pesar de que la caja no incorpora ventilador de extracción alguno. La rejilla posterior que refrigera casi todo el conjunto se basta para mantener una temperatura adecuada siempre.


Una vez ensamblado el cuerpo principal del pc, toca instalar el adaptador VESA a la trasera del monitor para acoplar la caja.


El anclaje como hemos dicho es VESA, de 75 mm, algo que hay que comprobar a la hora de elegir la pantalla de nuestro All-in-One con esta caja In Win. El resultado es el siguiente:


Y el grosor de todo el conjunto no llega a los 11 cms, por lo que podremos acomodar nuestro All-in-One en una mesa de pequeño tamaño sin problema alguno.



El resultado final es el que se observa:


En cuanto al rendimiento del equipo, la CPU nos da unas prestaciones similares a un buen i3 de Intel, ofreciéndonos casi 5.700 puntos Passmark en nuestros benchs. Kaveri, como ya he escrito en otras ocasiones, el es procesador de AMD que más se acerca al agrado de uso que nos ofrece Intel, pudiendo equipararse en un rango idéntico a un iCore Sandy en cuanto a IPC. Sin embargo, para que podáis apreciar mejor las prestaciones de nuestro All-in-One, os dejo cuatro vídeos en el que podéis observar el rendimiento de la Radeon R7, con 384 núcleos Shader y 720 MHz de frecuencia del núcleo en juegos y el rendimiento y agrado de uso que nos proporciona su CPU, de arquitectura Steamroller, con una discreta caché de 2 Mb en el nivel 2, que compensa con un manejo de gran número de intrucciones.

PRUEBAS DE JUEGO.







DETALLES Y PRESTACIONES.








06 septiembre 2015

Ranking de cajas de pcs según la relación calidad, rendimiento y precio.


A lo largo del último año de ensamblajes de pcs en el taller hemos tenido la oportunidad de trabajar con multitud de cajas de pcs. Las cajas son un elemento crucial e indispensable a la hora de construir un pc. De ella no depende solamente el cobijo del equipo sino que influyen directamente en la sonoridad y refrigeración del mismo.


El mercado de cajas para pcs está saturado en la actualidad de marcas, siendo un mercado muy difícil ante tantísima competencia para prosperar... y me sorprende gratamente ver como se van posicionando en él marcas españolas que no desentonan en absoluto. Aún así, este ranking lo lidera una marca extranjera y de mucho prestigio por lo que a las marcas españolas les queda mucho camino por recorrer y mucho por hacer.



En este ranking nos vamos a guiar por la relación Calidad/Rendimiento/Precio. Es posible que os guste más la opción 3 que la 2, pero si una está por encima de la otra tened en cuenta que el precio, el aspecto "lonchafinístico" es el primordial para determinar las posiciones.

Haremos mención también a las mejores cajas de pequeño tamaño (mini itx) para equipos destinados a ser el centro multimedia de nuestro salón y la mejor caja para equipos de alto rendimiento (con crossfires, slis o procesadores destinados a un OC extremo), aunque el grueso de nuestro ranking y de este artículo va destinado a las cajas para equipos de rendimiento medio-alto, el sector más demandado por el mercado.

TOP 5


5ª Posición:     Bmove Kairos/Thea.



Esta es una caja sencilla, que admite cualquier formato de placa, y que incorpora una fuente de alimentación de la misma marca de 500W de potencia. Podemos encontrarla en el mercado desde 24 € por lo que al descontar el precio de la fuente (12 €) nos encontramos con un coste de unos míseros 12 € la caja. Un precio sin competencia en el mercado. Además, dentro de la gama low cost o de acceso de fuentes de alimentación, la española Bmove es la que ofrece el mejor producto, al menos el más fiable.



El aspecto de la caja es discreto y su diseño simple. El plástico empleado en el frontal es de calidad media (no es ese plástico malo que se araña o ensucia solamente con mirarlo pero tampoco es el empleado por In Win por citar una de las marcas premium). El acero empleado en el cierre es bueno, de buen grosor, pero las chapas laterales tienden a deformarse si se enfrentan a un golpe o excesiva manipulación de las mismas. En el interior nos encontramos con una única columna rack que nos ofrece la oportunidad de ubicar numerosos discos y periféricos. El panel de montaje admite placas mini itx, micro itx e itx... es de agradecer que los cables del panel de control, sonido y los USB de la caja surjan desde el centro de la misma, por lo que no sufriremos el engorroso problema de quedarnos cortos con el cable del sonido cuando los mismos surgen desde la parte superior de la caja y nuestra placa es de formato itx.


  
La chapa trasera donde  acostamos la placa no nos llega tintada, aunque sus bordes no son afilados, vienen biselados, por lo que no tendremos miedo de cortar cables, o nosotros mismos, durante el montaje. La caja nos ofrece dos USB 2.0 y las salidas de sonido para micrófono y auricular.

Las posibilidades de ventilación son muy buenas, con posibilidad de montar hasta 4 ventiladores; uno frontal de 12 cm, dos laterales de 12 cm máximo de diámetro y uno trasera de 9,2 cm que se hubiese agradecido que hubiera llegado a los 12 cm. Los cierres de la caja podrían ser más herméticos. Si montamos en ella un equipo que produzca mucho ruido esta caja no disipará el mismo.

La misma caja en su versión Thea.


En definitiva es una caja honesta que por el precio con el que nos la encontramos es imbatible en la relación rendimiento/precio (quizás la ganadora en esta relación la destrona) pues no  hay que olvidar que incorpora una fuente de alimentación estupenda para equipos de gama baja-media (con esta fuente podemos irnos de gráfica hasta una GTX 750 o una HD 7770 con sus respectivos adaptadores) aunque yo la recomiendo para equipos que tiren de GPU (APUS de AMD) o gráfica integrada (cualquier Intel excepto los xeones y los del socket 2011) que consumen poco, generan poco ruido y son de ensamblaje sencillo.

Las dimensiones de la caja son contenidas: 178 x 420 x 377 mm por lo que se encuentran en la frontera de las micro torres con las medias torres.

  • Estética:                          6,5/10
  • Acabados:                       6,0/10
  • Accesorios:                     9,0/10 (la fuente incorporada sube la nota)
  • Rendimiento:                  7,0/10
  • Precio:                            9,5/10


4ª Posición:     Talius Armour


Volvemos a encontrarnos con una marca española en el ranking, y ya os avanzo que coparán el mismo. Sinónimo del buen hacer de las empresas de nuestro país que, curiosamente, no disfrutan del prestigio en nuestros lares que sí poseen fuera de nuestras fronteras. 


Talius nos sorprende con una caja que no es la más exitosa en ventas de la marca, la Armour, no tan reconocida como la Drakko. La Drakko no entra en este ranking porque no me convencieron sus excesivos y malos plásticos y su precio, por todo lo demás es una caja estupenda que justifica su éxito. 

 La Drakko, un éxito en ventas de Talius.

Volviendo a nuestra elegida, la Armour es una caja sorprendente. Primero por su contenido precio, una miseria; 20,80 € ya comienzan a ser un punto a favor muy importante. Segundo por su original diseño, con un frontal en metal pulido, tipo espejo, que no encuentra similitud alguna en el mercado. La caja se apoya sobre 4 robustas patas de plástico, con sus respectivas gomas de apoyo, que realzan la estética del conjunto y facilitan la ventilación.

El frontal de la caja hace efecto espejo como podéis ver con el reflejo de mi mano.


Tercero por su robustez, aunque el acero empleado en su cierre no me convence definitivamente tanto por su grosor (0,5 cm de sección) como por su calidad. Eso sí, cumplen con su objetivo y no podemos olvidar que hablamos de una caja de menos de 21 €. Si el acero empleado hubiese sido mejor a buen seguro que estaríamos hablando de una caja de podio.


En el interior de la Armour nos encontramos con una distribución más que correcta y de fácil desempeño a la hora de ensamblar. La fuente la ubica abajo, como debe de ser, con sus gomas para evitar vibraciones y su filtro de polvo correspondiente. Los racks de discos, lectoras y otros periféricos son abundantes, disponiendo de 3. Dos de esos racks van destinados a discos de 3,5 y 2,5", pudiéndose desmontar el central para instalar gráficas de gran tamaño. 



Dichos racks de discos van orientados hacia el lateral, facilitando sobremanera la manipulación de los mismos. El rack superior de 5,25" disfruta de dispositivos de agarre sin tornillos muy efectivos. 

La caja admite todo tipo de formatos de placa y nos ofrece el agujero superior con el que podremos ocultar el cable de alimentación de 4/8 fases del procesador, un detalle leve pero que es uno de los culpables de que la caja que ha quedado en segundo lugar no alcance el primer puesto.

La ventilación de la caja es más que correcta, ofreciéndonos la posibilidad de instalar, nada más y nada menos, hasta ¡7 ventiladores de 12 cm! Dos frontales, uno inferior, dos laterales, uno trasero y otro superior. 


Tantas opciones de ventilación hacen que la Armour pueda ubicar dispositivos de refrigeración líquida de un solo bloque o cuerpo sin problema alguno. Se puede aconsejar para instalar gráficas de alto rendimiento y procesadores a los que vayamos a subir de frecuencias mediante OC de manera drástica para mejorar su rendimiento. La caja nos incluye dos ventiladores de 12 cm de diámetro de calidad y sonoridad aceptables. Sus dimensiones son 445 x 435 x 190 mm, pudiendo admitir disipadores de CPU de hasta 16,5 cm de altura.

Si el precio es imbatible, 20,8 €, y reúne tantas cualidades; ¿qué es lo que penaliza a la Armour para no ser la primera opción? Pues penaliza la ausencia de ventana, un acero que no me convence definitivamente como os he comentado anteriormente, el encaje de las chapas no es totalmente hermético y el sistema de cierre es mejorable, solo nos ofrece 2 USB (uno 3.0 y otro 2.0) que nos obliga a irnos a una placa de gama alta, con su correspondiente desembolso extra , la percepción de calidad no es abrumadora, ect... en cualquier caso, su coste está muy por debajo de lo que nos ofrece la caja, de ahí que se encuentre en el TOP 5 de cajas este año.



  • Estética:                       8,0/10
  • Acabados:                    7,0/10
  • Accesorios:                  7,5/10
  • Rendimiento:               8,5/10
  • Precio:                          9,5/10

Medalla de Bronce:            Zalman Z1


Aparece en el ranking la primera marca extranjera y prestigiosa del sector. Hablar de Zalman es hablar de calidad extrema, y si lo hacemos sobre una caja suya de 32,10 € de coste entonces ya la sorpresa también aparece de forma extrema. La Zalman Z1 reúne todos los requisitos que se le deben de pedir a una caja de alto rendimiento, en formato semi torre, por un precio impresionante, lo que la catapulta al podio de nuestro particular  ranking.


Es una torre que entra de lleno en la categoría de media torre, con unas dimensiones de 432 mm de alta, 199 mm de grosor y 457 mm de ancha. Su tamaño es contenido, algo que agradecen el mayor número de usuarios y clientes, que huyen de las cajas grandes como de la peste. La calidad que se percibe es impresionante. Sus plásticos son mates y de gran dureza, lo que impedirá ralladuras y huellas. Se alza sobre cuatro patas generosas de plástico que facilitan la ventilación de la fuente de alimentación, que obviamente ubica abajo.

El interior de la caja nos viene completamente lacado en negro, y la disposición de los elementos sencillamente es impecable. Nos viene con dos racks separados uno del otro por un espacio vacío destinado a gráficas de gran tamaño (admite gráficas-barcos de hasta 360 mm de longitud) o ventilar a la misma. Los anclajes de los dispositivos de 5,25" son "sin tornillos" de gran calidad pues el agarre es impecable. Los discos de 3,5" se adaptan con un curioso sistema de anclaje, exclusivo de Zalman, mediante guías de plástico con ruedas que se atornillan al disco, que fijan los discos con tal firmeza que se hace innecesario el uso de tornillos autoblocantes con cabeza hexagonal, que son los indicados para apretar HDDs y gráficas al chasis. La trasera es espaciosa para ubicar el cableado y con multitud de enganches y huecos para ordenarlos correctamente.

En el apartado de ventilación la caja nos incorpora dos ventiladores de 12 mm de grandísima calidad (los ventiladores Zalman marcan tendencia y referencia entre la competencia) que giran a 1100 rpm en total silencio. Es uno de los motivos que impulsan a esta caja al podio pues si descontamos los precios de mercado de dichos ventiladores entonces la caja sale casi regalada.. eso sí, los ventiladores no son leds. El anclaje de las chapas es perfecto, procurando un hermetismo perfecto, lo que redunda en una capacidad de refrigeración y un silencio excepcionales dentro de la categoría en la que se encuadra esta semi torre.

¿Qué es lo que penaliza por lo tanto a esta caja?, pues que su diseño es demasiado sencillo y excesivamente sobrio, es una caja que no dice absolutamente nada en cuanto a estética se refiere. Le pones un pequeño crucifijo y obtienes un lujoso ataúd para tu gato. Eso, a parte de la imposibilidad de instalar refrigeración líquida y que solo nos traiga un USB 3.0 delantero (un USB 3.0 y dos USB 2.0), la ausencia de ventana, ect... son leves motivos, pero suficientes para que no ocupe el primer puesto en detrimento de la ganadora, aunque sea caja válida para ubicar equipos de alto rendimiento en ella.

  • Estética:                       7,0/10
  • Acabados:                    9,5/10
  • Accesorios:                  8,5/10
  • Rendimiento:               9,0/10
  • Precio:                         9,0/10


Medalla de plata:     Kloner T-FIGHTER KB-666

De nuevo un fabricante español se cuela en nuestro particular ranking. En esta ocasión nos estamos refiriendo a la barcelonesa Kloner Tech. Y es que esta marca catalana está haciendo realmente bien las cosas, por lo que será mencionada en dos ocasiones, la única marca, en este artículo pues su caja mini itx KB302 también será mencionada en ese subgénero de cajas.

De esta caja lo primero que nos sorprende es su precio de derribo, ¡17,50 €! Un precio sin parangón en la categoría y no lo luce precisamente una caja simple o básica sino todo lo contrario. La Kloner, ojo, nos trae la fuente abajo con su filtro antipolvo y sus tacos de goma antivibración, ventana de vinilo de medio cuerpo por el que poder asomarnos a la caja, acceso a las bahías superiores por clik, lo que nos facilita la incorporación de discos extraíbles con conexión en caliente dentro de la propia caja, abundante posibilidades de refrigeración, posibilidad de instalación de refrigeración líquida de doble cuerpo o dos de ellas (la única de la lista), una estética muy conseguida por su corona superior donde se ubican los dos huecos para la refrigeración líquida o ventiladores auxiliares, con una superficie preparada para acomodar nuestros utensilios más usados (incluso con la toma USB 3.0 ubicada estratégicamente para facilitar su uso como dock station con discos de formato 2,5"), ect... ¡17,5 € señores!


Las dimensiones de esta caja son 445 x 190x 420 mm, por lo que todas esas prestaciones citadas nos las ofrece en el contenido formato de semi torre. El plástico exterior es de bastante calidad, así como sus cuatro patas que facilitan la refrigeración de la fuente y proporcionan un aspecto visual muy atractivo. El acero empleado en la caja es de un grosor de 0,6 mm de muy buena calidad, lo que ayudará bastante en la refrigeración y el aislamiento acústico del interior.


El conjunto lo completa unas rejillas tupidas de calidad, con sus respectivos filtros anti-polvo, rematada en el el lateral por una ventana de vinilo (no puedo llamar a una lámina tan fina metacrilato) que le otorga una espectacular apariencia de caja de muchísimo más valor... aunque uno de los puntos negativos que no han hecho ganadora a esta caja es la extrema delgadez del vinilo, que lo hace muy propenso a partirse o rallarse con su limpieza. Es aconsejable limpiar le mismo con una paño de los que nos regalan en las ópticas al adquirir unas gafas y alcohol. Todo lo que sea limpiarlo con otros utensilios y productos es sinónimo de rallar el vinilo.


El interior nos muestra una disposición de los elementos bastante acertada, con un doble panel trasero que refrigerará nuestro procesador por detrás, y todo el conjunto lacado en negro, lo que hará percibir un interior de mucha calidad a través de la ventana. Penaliza que en la parte superior del panel dónde se acuesta la placa no traiga un pequeño agujero para pasar por detrás el cable de alimentación del procesador en placa, lo que nos obligará, si no trae la fuente ese cable muy largo, a cruzar la placa con el mismo... lo que penaliza la estética del conjunto, máxime cuando hay una ventana por la que asomarse. Son pequeños detalles que las marcas premium sí cuidan y Kloner con esta caja no lo hace... y no supondría coste alguno incorporar dicho agujero.


La caja posee tres racks de instalación de periféricos. El de arriba de fácil acceso desde el frontal, sin necesidad de abrir la caja, para 4 dispositivos de hasta 5,25" de tamaño. El del medio preparado para multilectores y el inferior es el apropiado para discos de 3,5", en disposición lateral para facilitar su manejo (aunque hay que manipular mucho la caja para atornillarlos por el lado que queda orientado hacia el frontal de la caja). La instalación de los ventiladores auxiliares es sencilla excepto el del frontal, al que es aconsejable recurrir a un ventilador de perfil bajo si queremos iluminar con leds el frontal. Otro pequeño fallo es que las chapitas traseras que tapan los huecos destinados a periféricos por PCI son de un solo uso, pero su anclaje formidable.

Echo en falta un acople para discos de 2,5", imprescindible para el SSD, por lo que tendremos que recurrir a un adaptador. Es otro de los leves defectos que penalizan a esta maravillosa caja para no ser la ganadora del ranking.

Las posibilidades de refrigeración son increíbles, ofreciendo alternativas impropias de esta categoría, la de semi torres, como es la posibilidad de refrigeración líquida de doble cuerpo perfectamente integrada en el chasis, sin necesidad de recurrir a las anti estéticas mochilas externas.


Ese detalle no lo ofrecen nis las costosas Antec o Corsair...

Sin embargo, son un cúmulo de leves detalles los que penalizan a esta caja... como el difícil cierre de las tapas. Tendremos que pelearnos seriamente con la caja para conseguirlo. Aunque, el fallo más grave y que descabalga a esta Kloner Tech de 17,5 € del primer puesto es la ausencia de ventiladores incorporados en la misma. Si tenemos que comprar un par de ellos de 12 cm de cierta calidad ya estamos encareciendo el precio de la misma unos 12 €. Si a ello unimos que hay que comprar un adaptador para nuestro SSD entonces ya... no vence a nuestra campeona en la relación Calidad/Rendimiento/Precio, aunque presenta suficientes argumentos para ser nuestra merecida medalla de plata del ranking.


  • Estética:                       8,5/10
  • Acabados:                    8,0/10
  • Accesorios:                  8,0/10
  • Rendimiento:               9,0/10
  • Precio:                          10/10

Medalla de oro:     Sharkoon BG4-W


Decir Sharkoon al hablar de cajas de pc es nombrar a unas de las marcas de referencia a nivel mundial y líderes del difícil sector de este peculiar componente que es la caja de pc. Las marcas españolas compiten muy bien en el sector pero amigo, esta Sharkoon por 32,95 € es simplemente imbatible. 


Cuatro tomas USB delanteras (dos USB 3.0 y dos USB 2.0). Una estética impactante que podemos elegir pues Sharkoon nos ofrece el modelo con tres terminaciones leds: azul, verde y rojo. Un acero impresionante de calidad, un vinilo tintado como ventana de gran dureza, un cierre perfecto de la caja, filtros antipolvos de gran mallado, un plástico de categoría premium, unas dimensiones muy contenidas (445 x 200 x 430 mm), dos ventiladores incluidos de alto rendimiento que alcanzan un valor en le mercado de 24 € (la impresionante caja descontando el precio de los ventiladores nos sale por... ¡8,95 €!), posibilidad de refrigeración líquida, los mejores niveles de temperaturas y sonoridad obtenidos en nuestro taller en esta categoría de cajas... no hay color, esta Sharkoon por menos de 33 € es imbatible. No hay ninguna otra caja que se le acerque en la relación Calidad/Rendimiento/Precio. 



Os dejo unos vídeos con la campeona.





  


  • Estética:                       9,0/10
  • Acabados:                    9,5/10
  • Accesorios:                  9,5/10
  • Rendimiento:               10/10
  • Precio:                          9,5/10

Otras categorías y menciones.


Gran rendimiento y altas prestaciones.

En la categoría de cajas de gran rendimiento destacamos a otra española, la Nox Hummer ZX.

Por 42 € esta caja nos ofrece unas posibilidades de refrigeración extraordinarias, un efectivo y novedoso cajón interior que aísla en el interior a discos duros y fuente, selectores de velocidad de ventiladores, ect... los materiales que emplea son de altísima calidad.

La caja es idónea para slis y Crossfires de gráficas de gama alta y equipos de gran rendimiento y a un precio sin competencia en su categoría. Eso sí, por medidas ya escapa del formato semi torre.



Cajas para formatos reducidos o media center.

Repite de nuevo Kloner Tech con su KB302, una caja de tamaño supercontenido (320 x 260 x88 mm) con un precio de 36 € que trae la fuente de alimentación incorporada (unos abundantes 450W), posibilidad de lector Slim, admite 2 discos de almacenamiento, ect... 




Añade un USB 3.0, y otro 2.0, también.

Menciones especiales.

Merece nombrarse en este artículo a una nueva marca española; Severux. Esta marca ha entrado compitiendo directamente con las marcas premium del sector, ofreciendo unas cajas con unas terminaciones y características muy cuidadas y un precio bastante competitivo. Cuando vayáis a comprar una caja no dejéis de echar un vistazo en su web.


La caja que estáis viendo es la Severux Armor R7, la caja tope de gama de las que ofrece. 

Cabe también destacar al conocido fabricante AKASA, para todos aquellos que quieran ensamblar un mini ordenador NUC o un Thin mini itx pues dicha marca es referencia en cajas de dichas categorías.